Escucha y verás

Asumir al país desde el desafío Dr. José A. Vargas Vidot Cada aurora el cantar de las dulces cuerdas de una guitarra acústica le hacían despertar. La rutina que le convenía le enfermaba su soledad. Su cuerpo se había convertido en un baúl de ecos agudos y desafinados provenientes de un irreconocible instrumento de viento….

Tiempo

Nací contigo, amigo y enemigo, testigo de la madurez de mi rostro…

Magia

La he vuelto a ver. Está vez en Madrid. Nos ha seguido desde nuestro primer encuentro en el Sur, porque sabe que la necesitamos cerca. Allá en Marbella sobrevolaba la cabeza de Thiago cuando la vi por primera vez, mientras él jugaba en el suelo de una tienda de ropa. También vino hacia mi a…

¿Quién llamó a esto “Calor”?

Ya me lo habían dicho, “Cuando llegue el verano te vas a cagar”. Yo, como buena caribeña, acepté el reto del calor madrileño. Lo que desconocía era que de la noche a la mañana el polén encontraría en mis fosas nasales un asentamiento igual que un conquistador en tierra nueva. La emergente mucosidad avalaba una…

Transmutación onírica

El sol quemaba su cabeza. Ya los pies le pesaban, igual que el resto del cuerpo. La textura del suelo daba la sensación de estar en la playa sobre la arena caliente. Al levantar la mirada notó una puerta sujetada por un marco de nubes. La madera de roble llamó sus pasos hasta que su…

Querido hijo

Querido hijo, Gracias por traer a mi existencia una nueva forma de divertirme, igual que estar montada en una montaña rusa durante todo el día, pero hay cosas que no entiendo: ¿Qué le encuentras de fascinante a la escoba, el recogedor, el mapo y, por supuesto, su cubo? Si supieras para qué sirven dudo que…

El funeral

No lloraba ni a los muertos. La recuerdo vestida de rojo con tacones altos y labios pintados del mismo color de su traje. Supuraba valentía. ¿De dónde había salido? Cargaba una energía amarilla, de esas que ciegan la mirada y enfocan a una sola dirección. Dentro de la habitación su cuerpo se movía con son…

Agárrame

Lo busqué en su mirada, entre sus rasgos de persona mayor, en sus ojos penetrados por el vacío del pasado, en sus arrugas marcadas por un camino desconocido, en su postura falta de motivos para continuar andando. Parecía un fantasma parado en pleno centro de Madrid… En esta ciudad tengo tiempo de observar los rostros,…